02

JUNIO, 2019

YOGA EN EL AEROPUERTO: 5 Posturas para largas escalas y retrasos

Prueba esta secuencia de 5 posturas la próxima vez que te quedes atrapad@ en un aeropuerto y recarga el cuerpo de energía!

El verano está a la vuelta de la esquina y las largas esperas en los aeropuertos, nos gusten o no, son muchas veces necesarias para disfrutar de las merecidas vacaciones. Permanecer sentad@ durante largos periodos de tiempo puede resultar complicado para la gran mayoría de los mortales pero si eres yogi o practicante de yoga estos parones en el típico banco frente a la puerta de embarque pueden convertirse en un suplicio no sólo mental sino también físico. 

Así que la próxima vez que no sepas que hacer con tu vida en un aeropuerto busca un rincón tranquilo, ponte los auriculares, buena música y practica esta secuencia de 5 posturas que además de ayudarte a matar el tiempo te cargará las pilas y revitalizará tu cuerpo! Y es que tu práctica de yoga no tiene que estar limitada a una esterilla, puede viajar contigo vayas a donde vayas 

1. Variación de VIRABHADRASANA I

Esta variación del Guerrero I es una contrapostura perfecta para el acto de estar sentad@ en el avión mientras intentas por todos los medios adueñarte del reposabrazos que tienes al lado. Coloca tu pie derecho sobre un banco alineando tu rodilla sobre el tobillo. Mantén el pie izquierdo rotado ligeramente hacia el exterior para mantener mejor el equilibrio. El hecho de mantener el pie frontal elevado te ayudará a liberar más tensión en el flexor de la pierna trasera. Lleva tus manos hacia detrás, entrelaza tus dedos y tira de los brazos retrayendo las escápulas y abriendo el pecho. Si estás comod@ lleva tu cabeza hacia detrás y dirige la mirada hacia arriba. Quédate aquí durante 10 respiraciones y después cambia de lado.

2. Variación del DELFÍN

Continúa abriendo la parte alta de la espalda y los hombros mientras añades un estiramiento a tus isquiotibiales (los músculos traseros de las piernas). Para esta versión “manos libres” con la que además de estirar evitarás ensuciarte las manos encuentra un lugar de altura similar a tus caderas donde poder apoyar los brazos. Normalmente el respaldo de los bancos o butacas de las zonas de espera suelen funcionar. Dobla tus codos, palmas de las manos juntas y deja que la parte alta de tus brazos (los tríceps) descansen en el borde del respaldo. Después lleva tus pies hacia detrás hasta que tus caderas estén alineadas con tus tobillos. Con cada respiración intenta profundizar en la postura hundiendo el pecho mientras mantienes los hombros relajados. Quédate aquí durante 10 largas respiraciones.

 

3. Variación de PRASARITA PADOTTANASANA 

Como habrás comprobado, uno de los objetivos de esta secuencia es evitar tocar el suelo con tus manos así que en esta versión tomaremos codos opuestos. Separa tus pies de forma que tus piernas formen un ángulo de 90º aproximadamente. Si eres muy flexible quizás te convenga juntar un poco más los pies ya que además de profundizar en el estiramiento evitarás que tus codos toquen el suelo. En una exhalación dóblate hacia delante tomando codos opuestos y tras 10 respiraciones cambia la posición de los brazos y quédate en la postura durante otras 10 respiraciones.

4. Variación de MALASANA

Esta postura es genial para abrir las caderas y estiras las ingles. Puedes empezar sentad@ con las piernas abiertas y los muslos y pies rotados hacia el exterior. En una inhalación eleva el pecho y en la exhalación dóblate hacia delante llevando el pecho hacia tus caderas y lleva tus manos a los tobillos para evitar que éstas toquen el suelo. Mantén la cabeza hacia abajo para añadir un efecto calmante a la postura. De nuevo, permanece en la postura durante al menos 10 largas respiraciones.

5. Variación de UPAVISHTA KONASANA

Siéntate en el suelo con las piernas abiertas a 60 grados manteniendo la espalda recta y larga y los pies flexionados. Si te es complicado mantener esta postura de forma erguida puedes doblar ligeramente las rodillas. En una exhalación dóblate hacia delante llevando las manos hacia los tobillos y quédate en ella durante 10 respiraciones concentrándote en dirigir la respiración hacia las ingles y los isquiotibiales. Como reto si eres de los que cargas el portátil contigo te animamos a que dejes de contar respiraciones y te quedes ahí un buen rato.

Más artículos:

LOS 8 LIMBOS DEL YOGA

19MAYO, 2019LOS 8 LIMBOS DEL YOGAEl Yoga es mucho más que un puñado de posturas con nombres de animales o dioses mitológicos. Es un sistema de vida, una filosofía ancestral que se ha ido enseñando desde hace 5000 años ayudando mejorar el cuerpo, la mente y el espíritu...

10 MITOS SOBRE EL YOGA

31MARZO, 201910 MITOS SOBRE LA PRÁCTICA DE YOGA¿Ha rondado alguna vez en tu cabeza la idea de empezar a practicar yoga pero siempre la has desechado porque no eres flexible, o porque no eres vegano, o quizás porque alguien te ha dicho que el yoga es una secta? Pues...