EQUIPO

    

Juan Montoliu

Rocket Yoga

Desde muy temprana edad siempre ha sentido un impulso por llevar una vida saludable el cual le ha llevado a practicar una gran variedad de disciplinas físicas como la gimnasia, la natación, la calistenia, el CrossFit o la escalada. Después de graduarse como arquitecto, se mudó a Londres para seguir con sus estudios donde descubrió por primera vez el Ashtanga Yoga. Desde el primer momento Juan sintió una conexión profunda con la practica tanto a nivel físico como mental y desde entonces no ha dejado de practicar.

Después de 6 años de intensa práctica, Juan se formó en Ashtanga Vinyasa y Rocket Yoga con ‘The Yoga People’. Aunque su práctica puede parecer principalmente física, técnica y atlética, el piensa que es simplemente un vehículo para calmar la mente y conocerse mejor a uno mismo. Cree que el yoga es para todos aquellos que simplemente desean convertirse en la mejor versión de ellos mismos y por lo tanto sus clases, aunque puedan parecer fisicamente exigentes son lo suficientemente flexibles para dar cabida a diferentes niveles. 

    

Andreina González

Ashtanga

“La vida es mi pasíon y el yoga mi manera de vivirla”. Venezolana de nacimiento Andreina tuvo su primer contacto con el yoga hace más de 10 años practicando Bikram Yoga pero no fue hasta que descubrió el Ashtanga Yoga cuando conectó de manera profunda con la práctica. Para Andreína, el Ashtanga Yoga es una filosofía, un camino a seguir y una herramienta sin la cual no podría sacarle el máximo partido a la vida. El Yoga le ayudó a conectar con ella misma y con su esencia, a conocer su cuerpo y sus pensamientos, aprendió a vivir desde la observación, sin juicios ni etiquetas y en consecuencia a comprender mejor a las personas.

Además de profesora de Ashtanga, Andreina está formada en Hatha yoga, yoga prenatal y yoga para niños.

    

Elizabeth Belleratti

Hatha

Viniendo del mundo de la danza, Elizabeth encontró en la práctica del yoga esa conexión consigo misma que tanto había estado buscando. El uso de la respiración consciente, la unión de cuerpo y mente y la precisión en el movimiento le sedujeron de forma inmediata. Antes que maestra me considero estudiante y practicante y me siento realmente privilegiada de poder compartir mi práctica contigo. El yoga cambió mi vida y creo firmemente que puede cambiar la tuya también.”

Sus clases, de gran influencia clásica, son fluídas y hacen énfasis en la respiración, el alineamiento del cuerpo y la introspección. Cada sesión está estructurada de forma diferente para que el alumno viva una experiencia única con cada clase. Elizabeth te hará trabajar físicamente pero siempre desde el control, la atención al detalle y el respeto a tu propio cuerpo.

    

Diego Rodriguez

Hatha

La experiencia internacional de Diego y su contribución a diferentes trabajos de investigación relacionados con el pilates, el yoga, el mindfulness, la psicología y el arte han influenciado mucho su forma de enseñar y han hecho que sus clases sean muy particulares.

Diego cree en el Hatha yoga como una herramienta muy poderosa para mejorar la salud, la armonía tanto física como mental y el desarrollo personal. Piensa que el yoga nos ayuda a bajar le velocidad con la que vivimos en un mundo cada vez más acelerado. Las clases de Diego son lentas y se centran en la respiración y la concentración utilizando el cuerpo como un vehículo hacia la meditación. Si buscas una práctica para centrar tu mente, éstas son tus clases!

    
Nuria Cruz

Hatha 

Tras licenciarse en Bellas Artes y con estudios en Diseño de Moda, la carrera profesional de Nuria se dirigió hacia el diseño hasta que descubrió la práctica de Hatha Yoga y encontró una nueva forma de enfocar su creatividad. En 2005 decide formarse con el profesor Carlos Rui y desde entonces no ha dejado de dar clases.

Para Nuria la práctica del Yoga conduce al equilibrio del ser humano como conjunto de cuerpo y mente, cubriendo tanto la necesidad física, a través de la salud, como la psicológica, a través del conocimiento y entiende que sólo cuando las dos coexisten hay armonía. Técnica, precisión y un ritmo de respiración muy marcado son tres cualidades que están siempre presentes en sus clases.

    

Inma García

Hatha

Tras años dedicada al ámbito social, la práctica de yoga fue su terapia para soltar tensiones y conectar consigo misma hasta convertirse en un hábito diario. En 2011 decidió iniciar su formación de Hatha Yoga con la intención de ahondar en su propia práctica y profundizar en el conocimiento y filosofía de la disciplina. Para Inma la práctica nos reconecta con nuestros valores, con nuestro estado natural de libertad y nos abre a la vida.

En sus clases se parte de asanas propias del Hatha Yoga clásico que combinadas con la respiración dan lugar a un movimiento fluido. El alumno encontrará en estas sesiones una práctica energizarte y sensible para despertar y armonizar cuerpo-mente con integridad, aportando vitalidad, calma y salud.

    

Sue Khofsoul

Alineamiento

Su trayectoria en el mundo del yoga comenzó en 2007 con el estilo Hatha tradicional, que poco a poco fue evolucionando hacia Vinyasa, Ashtanga y yoga Iyengar. Sue ha impartido clases desde 2010 y ha viajado a la India varias veces donde ha estudiado en las escuelas de Rishikesh Yogpeeth y Ajarya Yoga

Sus clases son técnicas, están cargadas de conocimientos de anatomía y tienen un enfoque terapéutico. Sue enseña tanto a alumnos recién iniciados como a aquellos que buscan refinar su estilo la técnica desde una correcta alineación postural basándose en el yoga Iyengar . En sus clases se utilizan apoyos (bloques, cintas, cojines, etc..) para permitir a estudiantes con posibles limitaciones físicas profundizar en posturas que de otra manera serían inaccesibles. 

    

Cristina Núñez

Vinyasa 

Su trabajo en el ámbito de la danza y el teatro hizo que Cristina fuera enamorándose de la práctica de forma progresiva hasta que tomó la decisión de formarse como profesora de Hatha Yoga en Barcelona y posteriormente en Vinyasa en Dublín. Fue allí también donde la maternidad le ayudó a sentir una conexión profunda con la vida y descubrió el yoga prenatal y postnatal , disciplinas en la cuales terminó formándose también.

Desde 2011 Cristina ha impartido clases en Barcelona, Dublín y Valencia. Su extensa formación ha enriquecido muchísimo su forma de enseñar y de entender la práctica. Sus clases están centradas en la respiración, la precisión anatómica, la interiorización y la imaginería mental en las que suele incorporar técnicas somáticas que aprendió en la escuela Movement Research de Nueva York. Su intención es hacer de cada clase una experiencia única e irrepetible que ofrezca al estudiante serenidad, vitalidad e inspiración para disfrutar de la vida.

    

Nadine Meissner

Vinyasa 

Nacida en Berlín, Nadine estudió Bellas Artes y filología. Siempre ha sentido pasión por la enseñanza y el trabajar con gente y fue por esta razón por la que con 25 años decidió mudarse a Valencia para empezar una aventura como profesora de alemán. Su conexión con el yoga llegó después y en 2018 terminó su formación en Vinyasa Yoga en la India. Desde entonces no ha dejado de enseñar tanto en Berlín como en Valencia.

Para Nadine el yoga es conexión con el mundo y consigo misma y concibe la práctica como un medio para crecer personalmente y también poder ayudar a los demás. Sus clases son temáticas y las secuencias están perfectamente estructuradas y diseñadas para abrir y fortalecer el cuerpo de forma progresiva hasta conseguir entrar en una postura determinada. En sus clases sudarás, quemarás toxinas y te enfrentarás a retos con tu propio cuerpo siempre con buen humor y una sonrisa en la cara.

    

Roberta Ramírez

Vinyasa 

Roberta es  una caribeña que ha sido cautivada por el Mediterráneo y por los cielos valencianos. Amante de la naturaleza, de viajar, del yoga y de las gente. Para ella, uno de los mayores regalos de la vida es «poder relacionarse con los demás“, de ahí que recursos humanos sea su profesión, y que el yoga (unión) sea su gran pasión. Se inició en el yoga hace seis años en búsqueda de calma, y encontró eso y mucho más. «Encontré autoconocimiento, equilibrio, fuerza, disciplina, salud, amor y bienestar». Con el objetivo de compartir su pasión, se certificó en el 2014 como profesora de Yoga Integral y en el 2015 como profesora de yoga para niños. 

En sus clases su intención es «compartir yoga» en un momento donde la fluidez, el movimiento, el dinamismo, la conexión con la naturaleza, los mensajes positivos y las sonrisas se fusionan.

    

Ester Santos

Vinyasa 

Ester siempre ha tenido un alma artística, amante del dibujo y la danza, estudió Bellas Artes en Valencia y tras finalizar sus estudios comenzó a trabajar como diseñadora gráfica en Bélgica. Tras varios contactos intermitentes con el yoga Ester se mudó a Nueva Zelanda y después a Bali donde pasó dos años, un lugar mágico que le cambió la vida a todos niveles. Fue allí donde conectó profundamente con el yoga, consigo misma y con la naturaleza. 

En 2016 volvió a España y retomó la rutina de trabajo en oficina. Sin embargo Bali había calado hondo en ella y tras otro fascinante viaje por la India decidió finalmente formarse como profesora de yoga. Sus clases son fluídas e introspectivas, centradas en una profunda conexión entre respiración y movimiento.

    

Laura Dublino

Yin 

Lo que enganchó a Laura cuando conoció la práctica del yoga fue la oportunidad de encontrar una pausa diaria en la que dejar ir del constante hacer y pensar, para dar lugar al sentir y al ser. Fue tal el impacto que tuvo en su vida, que en el año 2017 decidió dedicarse por completo a practicar, estudiar y a formarse como profesora de yoga. Buscando el compartir los beneficios de una práctica más suave y restaurativa, empezó ofreciendo clases en centros de rehabilitación, centros sociales y comunidades interculturales.

Para Laura, la práctica de yoga es una herramienta de autoconocimiento y una forma de elevar la percepción y la conciencia. Tras realizar formaciones en Austin, Estados Unidos, y en el Ishka Center de Cali, Colombia, empezó a dar clases en varios centros de yoga de Estados Unidos. Ahora de nuevo en Valencia, comparte prácticas contemplativas, como el Yin, inspirada por la metodología compartida por el profesor Bernie Clark.

    

Juan Montoliu

Ashtanga & Rocket

Desde muy temprana edad siempre ha sentido un impulso por llevar una vida saludable el cual le ha llevado a practicar una gran variedad de disciplinas físicas como la gimnasia, la natación, la calistenia, el CrossFit o la escalada. Después de graduarse como arquitecto, se mudó a Londres para seguir con sus estudios donde descubrió por primera vez el Ashtanga Yoga. Desde el primer momento Juan sintió una conexión profunda con la practica tanto a nivel físico como mental y desde entonces no ha dejado de practicar.

Después de 6 años de intensa práctica, Juan se formó en Ashtanga Vinyasa y Rocket Yoga con ‘The Yoga People’. Aunque su práctica puede parecer principalmente física, técnica y atlética, el piensa que es simplemente un vehículo para calmar la mente y conocerse mejor a uno mismo. Cree que el yoga es para todos aquellos que simplemente desean convertirse en la mejor versión de ellos mismos y por lo tanto sus clases, aunque puedan parecer fisicamente exigentes son lo suficientemente flexibles para dar cabida a diferentes niveles. 

    

Elizabeth Belleratti

Hatha

Viniendo del mundo de la danza, Elizabeth encontró en la práctica del yoga esa conexión consigo misma que tanto había estado buscando. El uso de la respiración consciente, la unión de cuerpo y mente y la precisión en el movimiento le sedujeron de forma inmediata. Antes que maestra me considero estudiante y practicante y me siento realmente privilegiada de poder compartir mi práctica contigo. El yoga cambió mi vida y creo firmemente que puede cambiar la tuya también.”

Sus clases, de gran influencia clásica, son fluídas y hacen énfasis en la respiración, el alineamiento del cuerpo y la introspección. Cada sesión está estructurada de forma diferente para que el alumno viva una experiencia única con cada clase. Elizabeth te hará trabajar físicamente pero siempre desde el control, la atención al detalle y el respeto a tu propio cuerpo.

    

Diego Rodriguez

Hatha

La experiencia internacional de Diego y su contribución a diferentes trabajos de investigación relacionados con el pilates, el yoga, el mindfulness, la psicología y el arte han influenciado mucho su forma de enseñar y han hecho que sus clases sean muy particulares.

Diego cree en el Hatha yoga como una herramienta muy poderosa para mejorar la salud, la armonía tanto física como mental y el desarrollo personal. Piensa que el yoga nos ayuda a bajar le velocidad con la que vivimos en un mundo cada vez más acelerado. Las clases de Diego son lentas y se centran en la respiración y la concentración utilizando el cuerpo como un vehículo hacia la meditación. Si buscas una práctica para centrar tu mente, éstas son tus clases!

    
Nuria Cruz

Hatha 

Tras licenciarse en Bellas Artes y con estudios en Diseño de Moda, la carrera profesional de Nuria se dirigió hacia el diseño hasta que descubrió la práctica de Hatha Yoga y encontró una nueva forma de enfocar su creatividad. En 2005 decide formarse con el profesor Carlos Rui y desde entonces no ha dejado de dar clases.

Para Nuria la práctica del Yoga conduce al equilibrio del ser humano como conjunto de cuerpo y mente, cubriendo tanto la necesidad física, a través de la salud, como la psicológica, a través del conocimiento y entiende que sólo cuando las dos coexisten hay armonía. Técnica, precisión y un ritmo de respiración muy marcado son tres cualidades que están siempre presentes en sus clases.

    

Inma García

Hatha

Tras años dedicada al ámbito social, la práctica de yoga fue su terapia para soltar tensiones y conectar consigo misma hasta convertirse en un hábito diario. En 2011 decidió iniciar su formación de Hatha Yoga con la intención de ahondar en su propia práctica y profundizar en el conocimiento y filosofía de la disciplina. Para Inma la práctica nos reconecta con nuestros valores, con nuestro estado natural de libertad y nos abre a la vida.

En sus clases se parte de asanas propias del Hatha Yoga clásico que combinadas con la respiración dan lugar a un movimiento fluido. El alumno encontrará en estas sesiones una práctica energizarte y sensible para despertar y armonizar cuerpo-mente con integridad, aportando vitalidad, calma y salud.

    

Sue Khofsoul

Alineamiento

Su trayectoria en el mundo del yoga comenzó en 2007 con el estilo Hatha tradicional, que poco a poco fue evolucionando hacia Vinyasa, Ashtanga y yoga Iyengar. Sue ha impartido clases desde 2010 y ha viajado a la India varias veces donde ha estudiado en las escuelas de Rishikesh Yogpeeth y Ajarya Yoga

Sus clases son técnicas, están cargadas de conocimientos de anatomía y tienen un enfoque terapéutico. Sue enseña tanto a alumnos recién iniciados como a aquellos que buscan refinar su estilo la técnica desde una correcta alineación postural basándose en el yoga Iyengar . En sus clases se utilizan apoyos (bloques, cintas, cojines, etc..) para permitir a estudiantes con posibles limitaciones físicas profundizar en posturas que de otra manera serían inaccesibles.

    

Cristina Núñez

Vinyasa 

Su trabajo en el ámbito de la danza y el teatro hizo que Cristina fuera enamorándose de la práctica de forma progresiva hasta que tomó la decisión de formarse como profesora de Hatha Yoga en Barcelona y posteriormente en Vinyasa en Dublín. Fue allí también donde la maternidad le ayudó a sentir una conexión profunda con la vida y descubrió el yoga prenatal y postnatal , disciplinas en la cuales terminó formándose también.

Desde 2011 Cristina ha impartido clases en Barcelona, Dublín y Valencia. Su extensa formación ha enriquecido muchísimo su forma de enseñar y de entender la práctica. Sus clases están centradas en la respiración, la precisión anatómica, la interiorización y la imaginería mental en las que suele incorporar técnicas somáticas que aprendió en la escuela Movement Research de Nueva York. Su intención es hacer de cada clase una experiencia única e irrepetible que ofrezca al estudiante serenidad, vitalidad e inspiración para disfrutar de la vida.

    

Nadine Meissner

Vinyasa 

Nacida en Berlín, Nadine estudió Bellas Artes y filología. Siempre ha sentido pasión por la enseñanza y el trabajar con gente y fue por esta razón por la que con 25 años decidió mudarse a Valencia para empezar una aventura como profesora de alemán. Su conexión con el yoga llegó después y en 2018 terminó su formación en Vinyasa Yoga en la India. Desde entonces no ha dejado de enseñar tanto en Berlín como en Valencia.

Para Nadine el yoga es conexión con el mundo y consigo misma y concibe la práctica como un medio para crecer personalmente y también poder ayudar a los demás. Sus clases son temáticas y las secuencias están perfectamente estructuradas y diseñadas para abrir y fortalecer el cuerpo de forma progresiva hasta conseguir entrar en una postura determinada. En sus clases sudarás, quemarás toxinas y te enfrentarás a retos con tu propio cuerpo siempre con buen humor y una sonrisa en la cara.

    

Roberta Ramírez

Vinyasa

Roberta es  una caribeña que ha sido cautivada por el Mediterráneo y por los cielos valencianos. Amante de la naturaleza, de viajar, del yoga y de las gente. Para ella, uno de los mayores regalos de la vida es «poder relacionarse con los demás“, de ahí que recursos humanos sea su profesión, y que el yoga (unión) sea su gran pasión. Se inició en el yoga hace seis años en búsqueda de calma, y encontró eso y mucho más. «Encontré autoconocimiento, equilibrio, fuerza, disciplina, salud, amor y bienestar». Con el objetivo de compartir su pasión, se certificó en el 2014 como profesora de Yoga Integral y en el 2015 como profesora de yoga para niños. 

En sus clases su intención es «compartir yoga» en un momento donde la fluidez, el movimiento, el dinamismo, la conexión con la naturaleza, los mensajes positivos y las sonrisas se fusionan.

    

Ester Santos

Vinyasa

Ester siempre ha tenido un alma artística, amante del dibujo y la danza, estudió Bellas Artes en Valencia y tras finalizar sus estudios comenzó a trabajar como diseñadora gráfica en Bélgica. Tras varios contactos intermitentes con el yoga Ester se mudó a Nueva Zelanda y después a Bali donde pasó dos años, un lugar mágico que le cambió la vida a todos niveles. Fue allí donde conectó profundamente con el yoga, consigo misma y con la naturaleza. 

En 2016 volvió a España y retomó la rutina de trabajo en oficina. Sin embargo Bali había calado hondo en ella y tras otro fascinante viaje por la India decidió finalmente formarse como profesora de yoga. Sus clases son fluídas e introspectivas, centradas en una profunda conexión entre respiración y movimiento.

    

Laura Dublino

Yin

Lo que enganchó a Laura cuando conoció la práctica del yoga fue la oportunidad de encontrar una pausa diaria en la que dejar ir del constante hacer y pensar, para dar lugar al sentir y al ser. Fue tal el impacto que tuvo en su vida, que en el año 2017 decidió dedicarse por completo a practicar, estudiar y a formarse como profesora de yoga. Buscando el compartir los beneficios de una práctica más suave y restaurativa, empezó ofreciendo clases en centros de rehabilitación, centros sociales y comunidades interculturales.

Para Laura, la práctica de yoga es una herramienta de autoconocimiento y una forma de elevar la percepción y la conciencia. Tras realizar formaciones en Austin, Estados Unidos, y en el Ishka Center de Cali, Colombia, empezó a dar clases en varios centros de yoga de Estados Unidos. Ahora de nuevo en Valencia, comparte prácticas contemplativas, como el Yin, inspirada por la metodología compartida por el profesor Bernie Clark.

    Síguenos en Instagram  @theyogaboxvalencia

Something is wrong.
Instagram token error.